Significado de la inteligencia Emocional y su relevancia en la educación

2 junio 2020 Noticias

El próximo  23 de junio tendrá lugar una masterclass online en la que Candi Hernández, profesora y orientadora del Colegio Brains, nos hablará sobre la importancia de la inteligencia emocional en el ámbito educativo.

En este artículo hacemos un repaso del significado de la inteligencia emocional y su importancia en la educación. 

A la hora de medir o tratar de determinar la inteligencia de las personas, la medida más conocida por todos es el coeficiente intelectual, que se encarga de mostrar las habilidades cognitivas y la capacidad para solucionar problemas y comprender gracias al razonamiento. 

Sin embargo, hay elementos que no se incluyen en el cálculo de este coeficiente y son fundamentales para poder lograr el éxito personal y profesional. ¿Cuántos de nosotros conocemos a personas con un elevado coeficiente intelectual, pero con nulas habilidades sociales? 

La inteligencia emocional tiene como objetivo definir esas competencias más intangibles y también la de proveer las herramientas y procedimientos necesarios para que las personas puedan desarrollarlas de una manera exitosa. 

Preguntas que nos hemos realizado todos en algún momento de nuestra vida son; ¿Elegí a mi pareja porque era objetivamente la mejor opción?  ¿Contraté una hipoteca haciendo cálculos sobre la rentabilidad y los comparé con la competencia? ¿Es mi estilo de vida el que me ofrece las mejores condiciones para mi salud  

Tratar de reflexionar y analizar racionalmente por qué hacemos lo que hacemos y no actuar solo en base a nuestras circunstancias actuales es el beneficio principal que puede aportarnos la inteligencia emocional. 

Definición del concepto de inteligencia emocional 

El término de inteligencia emocional, también conocido como emotional intelligence o EQ, es un término que fue acuñado por primera vez en los años 90 por Daniel Goleman, periodista especializado en ciencia del New York Times. 

La inteligencia emocional se define como la habilidad de identificar y comprender las emociones y sentimientos de una manera positiva y efectiva para nosotros y para nuestro entorno.  

En la EQ se incluye la habilidad de usar dicha información para poder resolver conflictos y mejorar las interacciones con los demás. 

¿Qué características tiene la inteligencia emocional? 

Según Goleman, la inteligencia emocional se compone de cinco elementos; 

  1. Autoconciencia 

La autoconciencia, o conciencia de uno mismo, es la capacidad que tenemos de poder reconocer de manera precisa nuestras limitaciones, emociones, fortalezas, sentimientos… y cómo éstas afectan a nuestro entorno. 

     2. Autocontrol 

Cuando hablamos de autocontrol nos referimos a la gestión de nuestros impulsos y a mostrar (u ocultar) nuestros sentimientos dependiendo de la conveniencia de la situación. 

     3. Empatía 

Consiste en ponerte en la piel de otro, o lo que es lo mismo, ser capaz de identificar y entender las emociones de otras personas poniéndote en su lugar. 

     4. Automotivación 

La automotivación o motivación personal consiste en influir e impactar no a los demás sino a uno mismo, provocar interés en realizar tareas o fijarse una meta para lograr los objetivos propios. 

    5. Habilidades sociales 

El propósito de contar con habilidades sociales es la de desarrollar relaciones con los demás que permitan un mejor desempeño tanto personal como del conjunto del grupo. 

 

¿La inteligencia emocional se puede potenciar? 

El coeficiente intelectual es hereditario, se desarrolla en la infancia y se mantiene estable en la edad adulta. 

Por lo tanto, es lógico preguntarse ¿Es posible mediante formación mejorar las competencias que componen la inteligencia emocional? 

Los estudios realizados aplicados al mundo empresarial y al educativo han demostrado científicamente que, con una correcta metodología y herramientas, es posible desarrollar y reforzar este tipo de habilidades. 

 

Inteligencia emocional aplicada en la educación 

El primer ámbito de aplicación y gran número de estudios han sido enfocados al ámbito empresarial, para analizar como los jefes y responsables pueden mejorar el rendimiento de sus organizaciones utilizando la inteligencia emocional. 

 Sin embargo, la EQ no se caracteriza por aportar beneficios exclusivamente en el mundo empresarial, si no que tiene un carácter de aplicación transversal, ya que puede ser aplicado en el día a día de cualquier persona, como puede serlo también en el ámbito de la enseñanza. 

La inteligencia emocional permite proporcionar a los docentes los conocimientos y habilidades emocionales necesarios para que de manera práctica puedan aplicar y transferir su nueva comprensión a sus alumnos y encontrar soluciones a los problemas y desafíos reales dentro del aula. 

 Si te interesa este tema y estás pensando en formarte, tenemos disponible un curso adaptado a esta formación:

 

 

X