Mediación escolar: resolución de conflictos en el aula

12 agosto 2021 Noticias

 

¿Qué es la mediación escolar?

La mediación escolar se trata de un proceso cooperativo mediante el cual se trata de prevenir y resolver pacíficamente aquellos conflictos surgidos en el ámbito escolar. 

Algunos de los problemas más comunes en las aulas son: 

  • Las acciones que interrumpen o alteran el ritmo de la clase 
  • Las discusiones entre el equipo docente y el alumnado 
  • El acoso escolar (bullying)
  • El vandalismo y la destrucción del material del centro
  • Las agresiones verbales y físicas 
  • Los prejuicios y la discriminación hacia personas de otras culturas.  

La mediación escolar consiste en que una persona neutral (llamada mediador/a) ofrece la posibilidad de sentarse voluntariamente y sin presiones a otros dos o más individuos en situación de conflicto. 

El objetivo de esta estrategia es hablar sobre aquello que les enfrenta y llegar a una solución realista o a un acuerdo de manera consensuada, sin recurrir a sanciones disciplinarias. El diálogo es la herramienta fundamental.

 

Las ventajas de la mediación escolar

La puesta en marcha de un programa de mediación escolar puede implicar numerosas ventajas para el centro educativo que decide llevarlo a cabo. 

Estos son los beneficios más relevantes: 

  • Se torna más relajado el ambiente del colegio o instituto y esto ayuda a que la convivencia escolar mejore notablemente.
  • Se reduce el número de conflictos.
  • Hay menos faltas, sanciones y expedientes de carácter disciplinario. 
  • Se refuerzan las relaciones interpersonales: docente-docente, docente-alumno y alumno-alumno.  
  • Se potencian valores como la empatía, el respeto y la cooperación.
  • Se desarrollan las habilidades sociales y dotes comunicativas
  • Se incentiva el pensamiento crítico.
  • Se fomenta la creatividad durante la búsqueda de soluciones o alternativas a los conflictos y la toma de decisiones.  
  • Existe una mayor implicación en el funcionamiento del colegio o instituto por parte de toda la comunidad escolar (equipo directivo, claustro de profesores, alumnado, familias, etc.). 

 

El mediador escolar: quién es y cuáles son sus funciones

Profesores, estudiantes, familiares, personal no docente… Cualquiera de ellos puede ejercer de mediador escolar, siempre que cuente con la formación específica apropiada como, por ejemplo, el Curso Online en Resolución de Conflictos de la Escuela de Innovación Educativa.

Pues, de este modo, es cómo adquirirá los conocimientos y las habilidades técnicas necesarias para cumplir con sus responsabilidades de mediador escolar: 

  • Tratar de averiguarlo todo sobre el conflicto: qué ha pasado, por qué, cuáles han sido las consecuencias y quiénes están implicados. 
  • Conseguir que se reúnan voluntariamente las personas que forman parte del conflicto.
  • Escuchar atentamente a todos los participantes para conocer de primera mano las diferentes versiones de los hechos y sus opiniones sobre lo sucedido. 
  • Fomentar la comunicación entre los afectados por el conflicto.
  • Invitar a buscar soluciones conjuntas.
  • No toma decisiones

 

Perfil del mediador escolar

Para desempeñar estas tareas con eficacia, no basta únicamente con una formación específica en resolución de conflictos en el contexto educativo como la que encontrarás en nuestros cursos homologados en Educación.  Además, se deben tener ciertas cualidades personales.

Estas son las principales características de un mediador escolar:  

  • Estar siempre disponible
  • Mostrarse imparcial 
  • Tener sentido de la justicia  
  • Ser una persona práctica
  • Inspirar confianza a los demás 
  • Preservar la confidencialidad de lo que pasa en el proceso de mediación 
  • Tener paciencia y mantener la calma ante situaciones difíciles 
  • Aceptar las críticas  
  • Ser una persona conciliadora 
  • No dejarse llevar por las emociones
  • No tener afán de protagonismo

 

Y si quieres ampliar información sobre este tema:

X