Escape room educativo: cómo salir de la rutina en el aula

1 julio 2022 Noticias

Hoy te traemos otra forma de innovar en el aula: el escape room educativo. Como no sabemos si es la primera vez que escuchas hablar de esto, en el artículo de hoy te contamos qué es, para qué sirve y cómo preparar uno. Si quieres añadir un poco de “vidilla” a tus clases, ¡sigue leyendo! 

¿Qué es un escape room educativo?

Un escape room educativo no es muy diferente a uno normal. Se trata de una experiencia de gamificación, contextualizada en una historia o narrativa, en la que los estudiantes van siguiendo pistas y usan sus capacidades intelectuales y físicas para resolver enigmas o problemas cada vez más complejos. El objetivo: salir del aula en la que están en un tiempo prestablecido.  

El escape room educativo puede trabajarse con el conjunto de la clase o dividirla en grupos más pequeños (entre 4-6 personas). También, se le puede dar diferentes enfoques como, por ejemplo, colaborativo o competitivo.  

Se caracterizan por ser herramientas muy versátiles, ya que los acertijos y retos pueden adaptarse sin problemas a todos los niveles y a las diferentes asignaturas (interdisciplinariedad). E, incluso, combinarse con otras técnicas educativas.  

Un último elemento característico que nos gustaría destacar del escape room educativo es que puede realizarse de manera física, virtual o combinar ambas modalidades.  

¿Para qué sirve un escape room educativo?

Cada vez hay más maestros y profesores que, hoy en día, recurren al escape room educativo para salir de la monotonía, aportar originalidad a sus clases y sumarles atractivo.  

Aun así, querer innovar no es la única razón por las que estos docentes optan por esta técnica de gamificación. Asimismo, lo hacen porque 

  • Es un aprendizaje más experiencial. Se aprende haciendo.   
  • Se estimula el pensamiento lógico en los estudiantes y su capacidad de razonamiento.  
  • Ayuda a que niños y adolescentes desarrollen competencias transversales como el trabajo en equipo, la resolución de problemas, la reacción ante situaciones de presión, la comunicación, la constancia o la creatividad, entre otras.   
  • Da pie a adquirir y perfeccionar las habilidades digitales y tecnológicas fundamentales en el caso de que se opte por un escape room virtual.  
  • Se pone a los estudiantes y su aprendizaje en el centro del proceso educativo (paidocentrismo). 
  • Aporta diversión y motivación en el aula. Da igual si se es alumno o profesor, es raro no pasarlo bien cuando se participa en un escape room educativo.  
  • Mejora la cohesión y unidad en el aula  
  • Apuesta por una evaluación alternativa, diferente a la típica realización de pruebas y exámenes.  

Cómo diseñar un escape room educativo: paso a paso

Si lo que has leído hasta aquí ha llamado tu atención y te parece una buena idea como para llevarla a la práctica en tus clases, continúa leyendo porque ahora te vamos a dar algunos consejos para hacer tu propio escape room educativo:  

  • Define el espacio que se usará durante la actividad y los grupos de trabajo. 
  • Establece y redacta unas normas de participación. Es importante que, antes de empezar, los estudiantes las hayan leído, comprendido e interiorizado.    
  • Elige una hilo conductor o marco contextual que sea atractivo para tus alumnos. A la hora de tomar esta decisión, ten en cuenta cosas como su edad, intereses, conocimientos previos sobre la temática, etc.  
  • Identifica y organiza los objetivos de aprendizaje que quieres que alcancen tus estudiantes con el escape room educativo: a lo largo de la actividad (con cada reto o acertijo) y al finalizarla. Es importante que estén claros y sean evaluables.  
  • Diseña los enigmas conforme a los objetivos educativos anteriores, pero también teniendo en cuenta el espacio y el tiempo disponibles y los equipos (cuántos son y el número de integrantes de cada uno).  
  • Hazte el material que necesitas para montar el escape room educativo: cajas de seguridad, candados de diferentes tipos o digitales, bolsas, códigos QR, puzles, mapas, rotuladores de tinta invisible, linterna ultravioleta, tarjetas educativas, folios y cartulinas, etc.  
  • Dedica tiempo a la escenografía y cuida todos los detalles: decoración de los espacios, montaje y distribución de las pruebas, etc.  

 

¿Quieres empezar a gamificar tus clases y no sabes por dónde empezar? En la Escuela de Innovación Educativa de la Universidad Europea contamos con la titulación perfecta para ti: el Curso de Gamificación Online. Aprende cómo incluir la mecánica de los juegos en el aprendizaje de tus alumnos 

Y si, además, te estás preparando una oposición de Educación, este te ayudará a sumar puntos en el baremo de méritos.  

X