La teoría de las inteligencias múltiples en educación

20 enero 2023 Noticias

No todos pensamos igual, ni somos inteligentes del mismo modo. Hay personas a las se les dan bien las matemáticas, mientras otras son mejores haciendo uso del lenguaje, orientándose o destacan por tener buen oído para la música.  

Esto no quiere decir que unas sean más inteligentes que otras y esta cuestión la explicó el investigador estadounidense Howard Gardner con su teoría de las inteligencias múltiples. Te la contamos en este artículo. 

¿En qué consiste la teoría de las inteligencias múltiples?

Tradicionalmente, existía la creencia de que solo había un tipo de inteligencia y esta giraba en torno a lo estrictamente académico. Es decir, se “etiquetaba” a una persona como inteligente porque era diestra en matemáticas y lengua, con memoria y sacaba buenas notas. No se tenían en cuenta otras habilidades. Y no solo esto, la capacidad intelectual se concebía también como algo inmutable.  

En 1983 Howard Gardner publicó su teoría de las inteligencias múltiples. En este estudio hablaba de que existen 8 tipos de inteligencia, rechazando por completo la idea de que solo existe una global que aplica a todas las esferas de la vida de una persona.  

Asimismo, afirmaba que todas ellas están presentes en nosotros, en mayor o menor medida. Sin embargo, destacamos más en unas que en otras. Eso, y que ninguna es más valiosa o importante que las demás.   

Por último, defendía que las inteligencias múltiples son habilidades dinámicas que pueden modificarse con el tiempo y una estimulación adecuada como la que puedes aprender en el curso en Pedagogía Montessori, el curso de Altas Capacidades o el curso de Estrategias de Aprendizaje de la Escuela de Innovación Educativa de la Universidad Europea y aplicar después en tus clases.  

Los 8 tipos de inteligencia según Howard Gardner

La teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner identifica y define 8 tipos de inteligencia. Te las detallamos a continuación:  

  • Inteligencia lingüística: las personas que la tienen más desarrollada cuentan con una habilidad increíble para la lectura, la escritura, la comunicación efectiva y la escucha activa.  
  • Inteligencia lógico-matemática: estos individuos cuentan con aptitudes para el cálculo, las hipótesis, la abstracción y el razonamiento. La anterior y esta eran los tipos de inteligencia que más solían tenerse en cuenta en el modelo tradicional a la hora de medir el Cociente Intelectual (CI) de alguien.   
  • Inteligencia visual-espacial: son personas muy observadoras, además de muy hábiles para la comprensión del espacio y la orientación. También, se les da bien crear imágenes o mapas mentales, se fijan mucho en los detalles y son capaces de plasmarlos, y tienen un sentido personal por la estética.    
  • Inteligencia musical: aquellos que cuentan con este tipo de inteligencia se caracterizan por ser unos grandes amantes de la música: componen, cantan, tocan instrumentos, asisten a conciertos, etc.  
  • Inteligencia corporal-kinestésica: las personas con una inteligencia de este tipo muy desarrollada tienen facilidad para coordinar el cuerpo, ya sea parcial o totalmente, y usarlo para expresar ideas, resolver problemas, realizar actividades o construir cosas. Lo mismo les ocurre con el equilibrio y la flexibilidad. Todas estas destrezas las adquieren rápidamente.  
  • Inteligencia intrapersonal: este tipo de inteligencia se refiere a la capacidad de entenderse a uno mismo, ponerse metas y motivarse para alcanzarlas. Alguien con inteligencia intrapersonal también sabe identificar cuáles son sus emociones y cómo regularlas.  
  • Inteligencia interpersonal: esta es clave para construir relaciones sanas y enriquecedoras con los demás. Las personas que cuentan con ella son sociables, con carisma y mucha empatía, se dan cuenta de muchas cosas solo con fijarse en las palabras y los gestos de los otros.  
  • Inteligencia naturalista: se entiende como la habilidad para entender el mundo natural. Son individuos que se sienten cómodos en la naturaleza y que interactúan a la perfección con el medio que les rodea.   

Si bien Howard Gardner estableció en su teoría de las inteligencias múltiples que existen 8 tipos de inteligencia, a posteriori otros autores contemporáneos han añadido 4 más: la inteligencia existencial, la inteligencia creativa, la inteligencia emocional y la inteligencia colaborativa. Sumando, de este modo, hasta un total de 12 tipos de inteligencias.  

Las inteligencias múltiples en el aula

La teoría de las inteligencias múltiples y su implantación en las aulas sentó las bases de un nuevo reto educativo. Y ¿por qué? Pues bien, porque entraba a cuestionar el modelo educativo tradicional.  

Hasta entonces, la educación era la misma para todos los estudiantes. Y no solo eso, se focalizaba principalmente en fomentar únicamente dos tipos de inteligencia: lingüística y lógico-matemática.  

Con la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, la situación da un giro. El mundo de la educación toma conciencia de que existen diferentes perfiles de inteligencia dentro de una misma clase. Por tanto, hace falta apostar por una enseñanza personalizada, una que entre a valorar las capacidades de cada estudiante y se adecúe a sus circunstancias. Y es que, identificando las potencialidades únicas de una persona y ayudándole a desarrollarlas, las posibilidades de que alcance el éxito en la vida son mucho mayores.  

X