Lectura en adolescentes: cómo fomentar la lectura en Secundaria

21 octubre 2022 Noticias

Según el promedio de barómetros elaborados por la Federación de Gremios de Editores de España en los últimos 5 años, el porcentaje de adolescentes aficionados a la lectura de entre 15 y 18 años ronda el 50 % en nuestro país. Esta cifra quizás pasaría desapercibida si no la comparáramos con la de la franja de edad anterior (10-14 años), la cual supera el 75 %. Esta diferencia entre un grupo y otro es un tanto preocupante. 

En el artículo de hoy hablaremos acerca de la lectura en adolescentes. Nos centraremos en cuáles son los motivos por los que estas personas dejan a un lado este hábito y qué podemos hacer como docentes para fomentar la lectura en Secundaria.   

¿Por qué los adolescentes dejan de leer?

Si hubiera que buscar algunos de los “culpables” que llevan a los adolescentes a esa falta de motivación por la lectura, estos serían principalmente:  

  • Uso de las pantallas: los teléfonos móviles y el resto de los dispositivos digitales que manejan actualmente los jóvenes les ofrecen todo un universo de ocio y cultura que relega a los libros a un discreto segundo plano (y eso, en el mejor de los casos).  
  • Redes sociales: a ellas dedican la mayoría de su tiempo libre, a subir contenido, acumular “me gusta”, interactuar con sus seguidores, visualizar las publicaciones de sus amistades y referentes, etc. Es obvio que las redes sociales forman parte de su día a día, sería una tontería decir lo contrario.   
  • Relaciones sociales: llegados a cierta edad, las amistades pasan a ser lo primero. Se las prioriza en detrimento de otras aficiones como, por ejemplo, la lectura.   
  • Sobrecarga de tareas escolares: si a las horas de clase y las extraescolares se le suma el exceso de deberes en casa, el resultado es una terrible falta de tiempo libre para dedicárselo a otras cosas como leer por leer.  
  • Leer por obligación: muy en relación con lo que acabamos de decir, estaría este punto como factor de desmotivación de la lectura en adolescentes. Y es que estos solo buscan tiempo para leer lo que se les manda en clase (y porque no les queda otra). Si bien estas lecturas obligatorias suelen ser clásicos de la literatura, lo cierto es que muchas veces están totalmente descontextualizadas y ni siquiera conectan con los intereses de los jóvenes.  

Estrategias para fomentar la lectura en Secundaria

Visto esto, una cosa está clara y es que, como docentes, debemos dar una vuelta a la forma que tenemos hoy en día de inculcar el hábito de la lectura en adolescentes y enseñarles literatura. Para ello, tenemos a nuestro alcance diferentes estrategias con las que contrarrestar la desgana de este grupo de la población.  

Algunas de estas iniciativas o consejos que te proponemos son:  

  • Dejar que escojan libremente sus lecturas: como hemos comentado antes, los libros que vienen marcados en el currículo escolar poco (o nada) tienen que ver con ellos y su entorno. No se sienten identificados con lo que leen y estos les hace perder el interés.  
  • Elegir libros de temáticas actuales: otra opción es que, a la hora de escoger las lecturas de nuestras estudiantes, lo hagamos pensando en ellos basándonos en su realidad e inspirándonos en sus experiencias. Alternar estos libros con los clásicos.  
  • Digitalizar la lectura: esto es, recurrir a los libros electrónicos y usar la tecnología como herramienta para inducir a la lectura. Asimismo, existen plataformas de lectura online que buscan promover esta afición entre niños y adolescentes. De todos modos, esto no debe sustituir al formato papel, es importante que sigan en contacto con este tipo de libros y sepan manejarlos.   
  • Incentivar a la lectura en el aula: una buena idea es dedicar tiempo en clase también para leer. Tener conversaciones, debatir, hacer preguntas a los estudiantes sobre lo que se ha leído, etc. Todas ellas son técnicas que ayudarán a despertar su motivación.  
  • Organizar actividades artísticas y culturales: otra forma de fomentar la lectura en adolescentes de Secundaria es mediante actividades extraescolares como, por ejemplo, viajes o excursiones a la ciudad natal de un escritor o donde se desarrolla la trama principal de un libro, recitales de poesía y representaciones teatrales de lecturas que se han hecho en clase, talleres de escritura impartidos por autores, etc. Llevar la lectura a otro nivel, a algo más experiencial.  

Los beneficios de leer

Y todo esto, ¿para qué? Muy sencillo, por todos los beneficios que la lectura puede aportar a un adolescente en el plano académico, pero también en el profesional y personal.  

Las ventajas de leer son muchísimas: trabajas la memoria y la concentración, te hace una persona más creativa y empática, te ayuda a entender la actualidad y tu entorno, mejora el lenguaje y la ortografía, amplía tu vocabulario, aumenta tus conocimientos y un largo etcétera.  

Si quieres descubrir nuevas estrategias para fomentar la lectura en adolescentes y mejorar la comprensión lectora en el aula, no dudes en consultar nuestra oferta de cursos para profesores y opositores. Te sorprenderá las opciones tan interesantes que encontrarás como, por ejemplo, el curso de Innovación Educativa y el curso de Dislexia.   

¡Visita la página web de la Escuela de Innovación Educativa de la Universidad Europea!   

X